1.- El Evangelio oficial más antiguo (Marcos) fue escrito más de una generación (40 años) después de la supuesta muerte de Jesús y por lo tanto, no pasa la prueba histórica de la contemporaneidad.

2.- De los 662 versículos en el Evangelio de Mateo, 612 fueron plagiados (copiados) del Evangelio de Marcos (o de la fuente de “Marcos”).

3.- Los evangelios fueron escritos por autores anónimos y, luego, falsamente atribuidos autores que ni los escribieron ni fueron testigos presenciales de Jesus.

4.- Los evangelios tienen numerosas falsificaciones, contradicciones y errores.

5.- Los cuatro evangelios no fueron escogidos como tales sino hasta el año 185 (aproximadamente).

6.- No hay testigos del primer siglo (fuera de los evangelios) que den fe de la existencia terrenal de Jesucristo, a excepción de un pasaje forjado en el trabajo del historiador judío, Josefo (Testimonium Flavianum).

7.- Casi todos los mitos y filosofías morales atribuidos a Jesús pueden encontrarse en mitologías y filosofías anteriores a su existencia.

8.- Los primeros cristianos creían que Jesús era o bien un fantasma, o un rabino judío completamente humano.

9.- El cristianismo sólo llegó al poder debido a su flagrante desprecio por su propias escrituras. Se alineó a un emperador pagano psicótico, Constantino (hirvió a su mujer en una bañera, mató a su propio hijo y ejecutó a su coemperador), quien se limitó a utilizar el cristianismo para solidificar sus ambiciones políticas. Constantino continuó practicando su fe pagana y acuñó sus monedas con Mitra (pagano dios-sol), mucho tiempo después de su supuesta conversión.

10.- La secta de cristianos que se alineó a Constantino llegó a ser conocida como la Iglesia (universal) católica. Su historiador jefe, Eusebio, reescribió la historia cristiana para presentar una falsa imagen que favorezca a su secta e hiciera parecer como si la teología de su grupo en particular, (encontrada también en los cuatro evangelios oficiales), siempre fue la forma dominante y original, cuando ése no era el caso.

11.- Desde su creación en el siglo IV, el cristianismo ha sido una religión muy violenta. Se difunde utilizando las mismas características de un virus mortal, se apodera de sus huéspedes y mata para expandirse.

12.- Cuando el cristianismo tenía el poder fue tan brutal como el Islam. La única razón por la que vemos más el comportamiento psicótico de locos religiosos en los países islámicos hoy en día, en comparación con los países occidentales, se debe a que en Occidente se ha reforzado la separación iglesia-estado, volviéndose más laico.

 

Artículo original tomado del blog de Michael A. Sherlock.

Anuncios